Tres mitos comunes sobre VIH, SIDA: ¿Conoces la verdad?

Hasta la fecha, todavía hay muchas ideas equivocadas sobre el virus y la enfermedad. Primero que nada, muchas personas no conocen la diferencia entre los dos términos; VIH es el virus que causa la enfermedad llamada SIDA.

El virus debilita tu habilidad para combatir enfermedades y cáncer. Se dice que una persona tiene SIDA cuando el virus VIH debilita lo suficiente sus defensas y por consiguiente desarrollan ciertas enfermedades como neumonía o ciertos tipos de cáncer.

El VIH y el SIDA no pueden ser curados. Aun y cuando las personas con VIH algún día morirán de una enfermedad relacionada con SIDA, hay maneras para ayudar a las personas a mantenerse sanas mucho tiempo.

Hablamos con el Dr. Ivan Rodríguez de Molina Serrano para aprender sobre los mitos comunes sobre el VIH y SIDA.

Mito 1
Puedo contraer VIH simplemente por estar alrededor de personas infectadas con el virus.

No, el modo de transmisión del VIH es por transmisión sexual o parenteral esto significa contacto con fluidos corporales de los cuales son el semen, la sangre, la leche materna y el fluido vaginal, los únicos capaces de transmitir el virus.

El riesgo de transmisión por picarse con aguja es de 1 en 300 casos, por tener coito vía vaginal es de 1 en 1000 para transmisión de hombre a una mujer y 1 en 3000 para una mujer a un hombre, sexo anal 1 en 100, sin embargo el riesgo de transmisión de madre a hijo es de 1 en 3 sin tratamiento antiviral.

Mito 2
Si soy diagnosticado con VIH, es el fin de mi vida.

En la decada de los 90 el diagnostico de SIDA era una sentencia de muerte derivado de las infecciones que presentaban los pacientes al afectarse su sistema inmune. En la actualidad con un diagnostico oportuno y con la medición de el numero de copias de virus en la sangre (carga viral) es posible evitar esta complicaciones. La enfermedad por VIH se ha convertido en la actualidad en una enfermedad infeccioso crónica que no se cura, pero que es tratable y sobre todo podemos disminuir el sustancialmente el riesgo de transmisión de la misma

Mito 3
Puedo averiguar por mi propia cuenta si yo o mi pareja tiene VIH.

La prueba de ELISA que es la que se utiliza para hacer un diagnostico inicial es de fácil acceso para la población en general, sin embargo, se recomienda la asesoría de un medico o de programas gubernamentales de salud, por ejemplo CONASIDA, donde se reciba asesoría y una evaluación integral de cada caso, puesto que aunque esta prueba salga negativa no descarta al 100% la presencia de la enfermedad.

 

El Dr. Jose Ivan Rodriguez de Molina Serrano es especialista en Medicina Crítica, graduado de la U.N.A.M
Jefe de la Unidad de Terapia Intensiva en la Clinica México.